30 de junio, 2005

Pocos tienen luz y agua en el Caribe

Pocos tienen luz y agua en el Caribe



- Más de 400 mil personas carecen de agua potable en la Costa Caribe de Nicaragua, un territorio en que predominan la baja productividad y los bajos rendimientos por falta de infraestructura vial y productiva, a pesar de que allí extraen buena parte de las maderas que consume y exporta el país, revela el Informe de Desarrollo Humano 2005 sobre las regiones autónomas

Ni un pedazo de carretera pavimentada existe en la Costa Caribe de Nicaragua, una extensión de 60,366 kilómetros cuadrados que hace 111 años fue reincorporada al territorio nacional, después de un siglo de haber estado ocupada por Inglaterra, y que ahora está distribuida en dos regiones autónomas: Atlántico Norte y Atlántico Sur.

Por ésa y otras razones, la mayoría de los 626 mil habitantes de ese territorio podría considerar que su situación es peor que la del resto de nicaragüenses, tal como muestra el Informe de Desarrollo Humano 2005 sobre las dos regiones autónomas del Caribe, que es presentado hoy (30 de junio) en Bilwi (Puerto Cabezas).

Las dos ciudades principales, Bluefields y Bilwi, carecen de agua potable y de sistemas para aguas negras; un indicador de que los gobiernos del país ni siquiera han garantizado los servicios básicos para que la gente diga vale la pena ser parte de este Estado, comentó Galio Gurdián, coordinador del informe realizado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El 61 por ciento de los costeños consultados dijo que viven peor que los otros nicaragüenses, el 16 por ciento estima que es igual y el 9.5 que están mejor.

Un poblador de Bluefields, citado en el informe del PNUD, comentó que si alguien me dice que en los aspectos básicos nos tratan igual (que a los del Pacífico), creo que estaríamos engañándonos... Al menos yo, no es lo que percibo y yo conozco todas las comunidades porque de una forma u otra he estado en diferentes momentos y vemos cómo vamos en un retroceso acelerado por ese trato desigual.

SIN AGUA NI ENERGÍA

Sólo el 25 por ciento de la población de la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) tiene acceso al agua potable, lo que indica que más de 183 mil personas carecen allí de ese servicio.

En la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) sólo el 29 por ciento de la población tiene agua potable y eso significa que al menos 264 mil personas no la reciben.

Algo parecido sucede con la energía eléctrica, ya que en la RAAN sólo el 22.6 por ciento de los habitantes cuenta con ese servicio, mientras en la RAAS es el 26.5 por ciento. Estos datos resultan contradictorios frente al potencial natural de ese territorio para producir energía hidroeléctrica, ya que cuenta con ríos de mucho caudal que desembocan en el Mar Caribe.

Ninguno de los cascos urbanos tiene servicio de alcantarillado y aguas negras y aproximadamente el 40 por ciento de la población urbana de la RAAN y la RAAS defeca al aire libre debido a la falta de servicios sanitarios y letrinas, indica el Informe de Desarrollo Humano 2005.

Sólo el 42 por ciento de las letrinas se encuentra en buen estado y, como están conectadas de forma subterránea con los pozos, el agua de pozo es inadecuada para el consumo humano.

De 244 mil habitantes que hay en la RAAN, sólo 27 mil (11%) tienen servicio de agua para consumo dentro de las viviendas. En la RAAS, de 371 mil habitantes, sólo 24 mil (6.6%) reciben el agua potable dentro de sus casas.

En las comunidades, el agua de consumo humano proviene por lo general de fuentes superficiales, ya sean ríos o lagunas.

Las investigaciones del PNUD detectaron que en la RAAN el 9.7 por ciento de la población tiene acceso al agua de un río o quebrada, y en la RAAS el 10.6 por ciento. Pero en la región del Pacífico sólo 2.5 por ciento de los habitantes identifica como sus fuentes de agua a ríos y quebradas, lo que parece ser un indicio de que en esta región del país las fuentes hídricas se han secado más.

CIFRAS SE QUEDAN CORTAS

Los índices de Desarrollo Humano son de 0.466 en la región del Atlántico Norte y de 0.454 puntos en el Atlántico Sur, los que para el PNUD están en una escala baja. Sin embargo, Galio Gurdián, el coordinador del estudio, cree que las condiciones de vida pueden ser más críticas en esa mitad caribeña de Nicaragua.

El informe fue elaborado con datos oficiales del Instituto Nicaragüense de Estadísticas y Censos (INEC), pero la población real de las regiones autónomas, según lo que reporta la gente en las comunidades, es mayor que la registrada en las estadísticas del Gobierno.

El índice de desarrollo humano de la Costa Caribe es terriblemente bajo, dijo Gurdián. Con todas las debilidades que puedan tener las cifras, es un buen aproximado, porque más bajo no podés ir, explicó.

También falta información sobre el aporte de las regiones autónomas al Producto Interno Bruto (PIB) del país que ha sido estimado en 6 por ciento (214 millones de córdobas), pero que a criterio de Gurdián podría ser del 15 por ciento o más si se valora la preservación de recursos naturales, como el agua y el bosque, más la producción de oxígeno.

El aporte costeño al PIB subiría más si los gobiernos regionales (RAAN y RAAS) cuantifican la producción de hortalizas y carnes de las comunidades, que llega a los mercados locales de Bluefields y Bilwi (Puerto Cabezas).

La ausencia de cifras confiables y desagregadas, así como las cifras estimadas sobre la contribución económica de las regiones a la economía nacional y los recursos a los que tienen acceso, evidencian la persistencia de la marginalidad y exclusión de la Costa en las políticas públicas y cuentas nacionales, destaca el Informe de Desarrollo Humano 2005 titulado ¿Nicaragua asume su diversidad?

Explica también que las actividades económicas en la Costa se caracterizan por baja productividad y bajos rendimientos debido a una diversidad de factores, en los que destacan la falta de infraestructura vial y productiva, así como la ausencia de un modelo tecnológico y productivo apropiado.

No hay un solo kilómetro de carretera asfaltado, pero la madera que consume el país la están sacando de Alamikamba (RAAN), dijo Gurdián para graficar el atraso de la Costa y cómo se aprovechan de la región los negociantes.

La posibilidad de que mejoren las condiciones económicas y sociales en ese territorio dependerá de que haya infraestructura para la producción y los servicios. Sin eso no puede haber desarrollo, enfatizó.

Uno de los factores que más influyeron en la medición del índice de desarrollo humano del Caribe fue el ingreso anual por persona, que en la mayoría de casos es bajo. Hay, sin embargo, comunidades donde aparece un poco arriba por la extracción de riquezas. En Prinzapolka, por ejemplo, ese ingreso fue calculado en 1,919 córdobas (US$116) por la extracción de madera.

Sobre ese caso, Galio Gurdián señaló que quienes más se benefician en Prinzapolka con la explotación del bosque son los comerciantes intermediarios y los exportadores de la madera. Por otro lado, el ingreso estimado podría caer de forma brusca si el nuevo censo poblacional, que acaba de hacer INEC, muestra que la cantidad de habitantes de esa comunidad es mayor que la calculada hace un año.

LO QUE RESIENTEN

Seis de cada diez habitantes de la Costa Caribe de Nicaragua estiman que viven peor que el resto de nicaragüenses; y se quejan por los siguientes problemas:

Falta de un buen servicio de energía eléctrica

Carencia de sistemas de agua potable

Baja calidad del agua potable

Ausencia de centros de rehabilitación para enfermos por alcohol y drogas

Falta de juzgados para adolescentes

Carencia de un buen servicio de transporte

AYUDA EXTERNA

Los habitantes de la Costa Caribe, indígenas y afrodescendientes, reciben ayuda de organismos no gubernamentales (ONG), razón por la que el Informe de Desarrollo Humano muestra una contradicción entre el bajo ingreso por persona y algunos índices de salud y educación. Los fondos para salud en las regiones caribeñas, durante los últimos 20 años, fueron equivalentes al 9 por ciento del presupuesto nacional. Los ONG trabajan en las comunidades, combinando la producción para el autoconsumo con actividades comunitarias asociadas al bienestar familiar.

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
Apartado 3260 / Manag ua, Nicaragua
Tel. (505) 2266-1701 / Fax (505) 2266-6909
registry.ni@undp.org


Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web